head-720
17 abril 2024

Cómo fue el primer juicio por jurado vecinal en Rosario

Cinco ciudadanos encontraron responsable a un carnicero de varias faltas graves al Código de Convivencia. Le aplicaron una multa superior al millón de pesos

Un carnicero de la zona sur de Rosario fue condenado a pagar una multa de poco más de un millón de pesos al ser declarado culpable por no tener su negocio habilitado, tener mercadería en mal estado y no cumplir con las normas de sanidad alimentaria. Esa fue la resolución del primer juicio realizado por un jurado vecinal en el marco del Código de Convivencia.

La subsecretaria Legal y Técnica del municipio, Juliana Conti, detalló el proceso en el que se analizó un caso abierto por una denuncia contra un comerciante que incumplía varias normales municipales, algunas que ponían en riesgo la salud de las personas. Contó este viernes que fueron cinco faltas las que cometió el comerciante, propietario de una carnicería en la zona sur de Rosario. “Además de la fatal de permiso municipal, se constató ausencia de carné para la manipulación de alimentos, también tenía mercadería en mal estado, y falta de higiene y de rotulados en la cadena de alimentos”, precisó.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Conti brindó una síntesis del primer juicio mediante el novedoso sistema que entró en vigencia el año pasado y pudo llegar a audiencia pública este miércoles.

Conti subrayó que el carnicero planteó durante el juicio que “no era real el señalamiento por falta de higiene. Presentó sus pruebas, exhibió videos, fotos y también aportó un testigo. Pero ninguna de las pruebas que aportó pudo desvirtuar la contundencia de la acusación del procurador ni las fotos del momento en que se realizó la inspección, los testimonios del personal del Instituto del Alimento que participaron del caso. El comerciante no pudo rebatir el material probatorio por la Fiscalía de Faltas”.

La funcionaria recordó que el caso en cuestión se originó “por una denuncia que hizo un vecino, que derivó en la inspección. Después de la constatación, y más allá del juzgamiento de esas faltas, este comerciante inició el trámite de habilitación, pero el negocio seguirá cerrado hasta que ese paso administrativo esté concluido, agregó Conti. “El carnicero fue hallado culpable de las cinco faltas y el jurado, dentro de las escales de penas, propuso sanciones económicas para cada una de las irregularidades constatadas. Entonces el juez le impuso una multa de un millón 17 mil pesos. Cada falta constatada tiene una escala y el jurado propuso los montos más altos de esas escales”, añadió.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *