head-720
13 junio 2024

El precio de la carne cayó 20% por una fuerte baja en el consumo

Según indicaron desde la Sociedad de Carniceros de Rosario el descenso de precio ocurrió luego de una fuerte retracción en las ventas

Sobre el final del año se conoció una noticia esperada: bajó el precio de la carne en Rosario. No es una noticia sorpresiva, la caída era algo que ya se había anticipado que sucedería debido a que se registró una disminución del precio de la hacienda. Así lo confirmó esta mañana el titular de la Sociedad de Carniceros de Rosario, Juan Ramos, quien analizó la caída del precio rondó el 20 por ciento con relación a lo que se vendía en los días previos a la Navidad.,

“Antes de Navidad ya había bajado un poco el precio. Teníamos valores de entre 8 mil y 9 mil pesos, y ahora estamos entre los 6 y 7 mil pesos el kilo de carne de promedio”, precisó Ramos.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el representante de los carniceros de Rosario expresó acerca del retroceso que mostró el precio de ese producto de la canasta básica de alimentos: “Siempre decimos que esto es oferta y demanda. Acá hay un factor fundamental, que es el consumo. Y el consumo está muy complicado, no hay plata y los precios se van a acomodando a lo que la gente puede gastar”.

“Llega un momento en que el mercado convalida o no el precio. Se traza una línea, cuando se cruza esa raya, no hay venta. Y cuando se para la venta, se para toda la cadena. La venta, a la que llamamos ‘Juanita’, es la que convalida estos precios entre los 6 y 7 mil pesos. Hasta ahí se llega, con dolor y con mucho uso de la tarjeta. La gente compra hasta donde puede. La baja fue más o menos un 20 por ciento”, agregó.

Ramos recordó que la carne había subido “un 50 por ciento” poco antes de que se produjera la asunción del presidente Javier Milei. “Probablemente, haya subido un poquito más del 50. Ahora bajó un 20 por ciento. El consumo se había desplomado un 40 por ciento y hasta un 50. Fue mucha la baja. Si yo, como consumidor, tengo la plata voy y compro. Si no tengo el dinero compro la mitad de lo que necesitaba. Si necesitaba un kilo, compraba medio kilo e iba mirando precios por otro lado. El precio se convalida de esa manera y siempre será así”.

Con relación al precio del cerdo y el pollo, Ramos confirmó que el primero aumentó “un 40 por ciento” y el segundo “un 30 por ciento", pero aclaró que "todo tendría que bajar. Porque cuando desacelera la carne, también lo hacen el pollo y el cerdo. La carne marca tendencia, y después le sigue el pollo y el cerdo”.

“No es una regla que se cumple a rajatabla, pero si la carne baja el pollo también lo hará, no sabemos si en el mismo porcentaje. Pero se va a acomodar porque todos quieren vender. Es así. Acá estamos en el frente de la batalla, pero el comerciante ve la realidad de lo que pasa en la calle, lo que la gente puede o no pagar. Y el cliente lo dice sin tapujos: deme hasta acá porque no me alcanza”, agregó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *