head-720
17 abril 2024

El transporte llegó a los 440 mil boletos diarios, como antes de la pandemia

En abril, después de tres años y medio el sistema recuperó el nivel de usuarios previo al Covid. En el peor momento del aislamiento apenas se vendieron 26 mil tickets

Después de tres años y medio, el transporte urbano de pasajeros llegó en abril pasado a vender la misma cantidad de boletos diarios que antes de la pandemia. Los datos oficiales del municipio confirman que en la última semana del primer cuatrimestre de 2023 viajaron en el sistema urbano casi 450 mil usuarios por día, idéntico nivel que en marzo de 2020. En el pico del Covid la movilidad pública se había desplomado y la venta había bajado a sólo 26 mil viajes. Los indicadores positivos coinciden con la llegada de 17 nuevas unidades y la finalización de la migración al sistema Sube.

Los datos corresponden a la última actualización de los indicadores de movilidad del gobierno municipal. La serie se había dejado de publicar con frecuencia semanal a partir de marzo cuando comenzó la transición entre la Movi y la Sube, a raíz de las demoras operativas en la recepción de datos desde el sistema federal a la ciudad.

Los números publicados en la web del Ente de la Movilidad ratifican un dato adicional: el tránsito en general en Rosario volvió a complicarse. El nivel de tráfico superó casi en un 40% al que se registraba en la ciudad en marzo de 2020, antes de las restricciones y el aislamiento.

La secretaria de Movilidad, Nerina Manganelli confirmó que en varias jornadas de abril “el sistema registró un pico de viajes que llegó a 440 mil boletos por día. No es constante, tenemos algunos días, algunos horarios pico de alta demanda. Creemos que ahora se normalizará la serie ante el fin de la transición entre los dos sistemas de pago”.

La funcionaria confirmó además que casi la mitad de los pasajeros que traslada el sistema de transporte urbano tendrá algún beneficio al momento de subirse al colectivo: unos 90 mil pasajeros ya están pagando el 45 por ciento de la tarifa a raíz del atributo social Sube que aporta el gobierno federal para sectores vulnerables y otros 120 mil, en su gran mayoría estudiantes son beneficiarios del Boleto Educativo Gratuito (BEG) que financia el gobierno provincial.

A esos números hay que sumarle los beneficios de franquicias que históricamente viene solventando el Estado municipal. Según el portal de datos de la Intendencia son unas 24 mil franquicias estudiantiles, 1.700 universitarias, 46 mil de pases de adultos mayores y 18 mil pases para personas con discapacidad, VIH y trasplantados.

El pico registrado durante varias jornadas de abril es similar al registro de marzo de 2020, previo a la pandemia. Luego el sistema entró en un declive vertiginoso que obligó a la declaración de emergencia de parte del Concejo con fusión de líneas y recorridos. La demanda se desplomó por las restricciones del aislamiento y en aquellas semanas de marzo y abril de 2020 apenas se realizaban 26.700 viajes diarios.

El flujo de boletos vendidos empezó a recuperarse hacia fines de 2020 con unos 125 mil tickets. Y luego un año más tarde, cuando terminaba el ciclo lectivo 2021 el total de boletos por día adquiridos ya eran 305 mil.

La tendencia alcista se mantuvo inalterable, aunque a un ritmo más lento ya que muchos trabajos continuaban siendo virtuales y a distancia o con modalidad mixta. A comienzos de 2022 ya se realizaban 370 mil viajes diarios y hacia finales del año pasado se superó la barrera de los 400 mil.

La novedad de los datos recientemente publicados no sólo radica en el incremento del 10 por ciento en los pasajes vendidos respecto al cierre de 2022 sino que además ubica al sistema en los mismos niveles que al comienzo de la gestión actual.

Los indicadores positivos coinciden con la llegada de 17 nuevas unidades que se suman a la flota de las líneas 103 y 153 como informó este diario días atrás. De esta forma el sistema llega a las 690 unidades prometidas por el Ejecutivo para dar respuesta al incremento de la demanda.

En la Intendencia admiten que a mediados de julio la cantidad de viajes volverá a bajar por el receso invernal ante la falta de clases y la feria judicial. De todos modos, proyectan que para agosto el sistema recuperará los actuales niveles de venta de boletos y hasta podría superarlo.

Temas pendientes en el fin de la transición a la Sube

Confirmada ya la fecha de finalización de uso de la tarjeta Movi para el domingo 6 de julio, el municipio trabaja por estas horas con las autoridades del Ministerio de Transporte de la Nación para solucionar algunos temas aún pendientes de la migración a la Sube.

En concreto se está dialogando sobre la posibilidad de otorgar un descuento ante la adquisición de varios viajes como ocurre todavía con la tarjeta laboral de 40 o bien 80 cargas. “Es algo que ya existe para el subte de la ciudad de Buenos Aires y la idea es poder hacer algo similar para el transporte de Rosario”, precisó la secretaria de Movilidad, Nerina Manganelli.

En paralelo se busca que los servicios de bicicletas públicas y de estacionamiento medido que por ahora sólo se podrán cancelar con la tarjeta Movi o a través de aplicaciones, también pueda efectuarse con la Sube.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *