head-768
jueves 19 de mayo de 2022

Venció el plazo para sumar nuevas chapas de taxis y no se llegó al cupo

Hubo 2 mil inscriptos y apenas el 20% presentó la documentación exigida. La idea era otorgar 500 licencias, pero solo hay 457 en carrera.

Este domingo venció el plazo, ya dos veces prorrogado, para competir por las 500 nuevas chapas de taxis de Rosario. Unos 457 aspirantes sobre 2 mil inscritos están en carrera tras presentar toda la documentación solicitada.

El municipio decidió no extender los tiempos del proceso y aspira a conseguir la cifra aprobada a fines de 2021 por el Concejo para mejorar el servicio y que haya disponibilidad de unidades ante el aumento de la demanda.

El presidente del Ente de la Movilidad, Rogelio Biazzi, confirmó a La Capital que la Intendencia no prorrogó los plazos para participar de la licitación.

“Los tiempos ya no se volverán a prorrogar. La idea es poder darle un cierre y tener las unidades adjudicadas lo antes posible”, confió.

Cuando se le preguntó por los plazos que manejaba el Ejecutivo, Biazzi se excusó de precisarlo ya que depende de algunas variables que exceden al gobierno municipal, como la entrega de nuevas unidades de parte de las terminales y concesionarias.

Pero igual ratificó que la aspiración de la Intendencia es que las nuevas chapas estén circulando por las calles en el transcurso de este año.

Se trató de una de las principales apuestas del intendente Pablo Javkin para mejorar la movilidad pública. Y fue la prenda de negociación con los titulares de licencias para avalar la suba de tarifa a finales del año pasado, en plenas fiestas.

Según pudo saber este diario, se anotaron para quedarse con una licencia unas 2 mil personas, pero solo el 20% pudo completar todas las exigencias planteadas en el pliego. Es decir que unos 400 aspirantes están en carrera para resultar adjudicatarios de las chapas que se están ofreciendo.

Hace un mes, cuando apenas había 200 interesados en carrera, el municipio flexibilizó las condiciones para sumar adherentes. En acuerdo con el Concejo se estableció que la antigüedad de los coches que se incluyen en la convocatoria sea hasta los 4 años y su kilometraje no supere los 90 mil kilómetros desde el momento de la preadjudicación, duplicando las cifras anteriores.

En paralelo, se acordó que los preadjudicatarios de las licencias podrán realizar el pago del canon en 60 cuotas, con un período de gracia de 90 días una vez adjudicada. “Esto les permitirá comenzar a trabajar y en esta situación realizar las primeras erogaciones, tanto en taxis como en remises. Según la normativa vigente solo se podía pagar en 36 cuotas, iniciando al momento de la adjudicación”, señalaba el texto remitido al Palacio Vasallo.

La nota del intendente justificaba la flexibilización de exigencias en base a “la cambiante y delicada situación económica actual que atraviesa el país” y en las dificultades de acceso a crédito, tanto para el pago del canon de explotación (unos 600 mil pesos) como para la compra de nuevas unidades destinadas a la prestación del servicio.

Los contras

Para los actuales titulares de licencias, la convocatoria para sumar chapas no generó gran adhesión por los altos costos para entrar al sistema (el sellado, la compra del auto y la registración de al menos un chofer). Y también por la baja rentabilidad que tiene hoy el sistema.

Es que según los estudios de costos del sector, el desfasaje tarifario a marzo era de un 124 por ciento. Y los concejales aprobaron el jueves pasado una suba del 35 por ciento.

“Hoy, en base a la fórmula elaborada por la Universidad Nacional de Rosario, la renta neta que le queda a un taxi por mes es de unos 100 mil pesos”, advirtió Mario Cesca, referente de la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti).

“Esto; sin contar las horas que el propio titular trabaja su coche, lo que termina dando una cifra bajísima dentro del contexto inflacionario en el que se vive”, agregó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.