head-720
13 junio 2024

"Las empresas de transporte del interior se están cayendo"

El intendente advirtió que el desfasaje de costos impacta fuerte en las firmas de la movilidad. Y alertó que Rosario Bus entró en procedimiento preventivo de crisis

El intendente Pablo Javkin advirtió sobre la compleja problemática del transporte del interior del país que debe imponer tarifas a sus usuarios cuatro veces más caras que en Buenos Aires. Dijo que la actualización del boleto en Rosario a 940 pesos “era un ajuste inevitable” por la quita de subsidios que sufren las ciudades del interior. También admitió que las empresas privadas del interior "se están cayendo" y mencionó que Rosario Bus, la única firma privada que opera en la ciudad, se encuentra "en procedimiento preventivo de crisis.

Javkin remarcó: “Hemos tenido cuatro aumentos de combustibles desde la última vez que se aumentó la tarifa, incrementos que fueron absorbidos, pero todo tiene un límite.El transporte tiene tres componentes: el valor de los coches, el del combustible que impacta diariamene en el costo del servicio, y la paritaria (sueldos de los choferes). A la paritaria se le agrega, en el caso del Amba que fue cubierta por el gobierno nacional con una ampliación de subsidios que fue negada al interior”, remarcó Javkin.

“Mañana vamos a estar en Buenos Aires peleando porque en el interior vamos a tener un boleto que estará entre tres y cuatro veces más caro que en el Gran Buenos Aires, una situación que se viene dando en los últimos 20 años. Eso es una injusticia absurda e inexplicable y que se fue consolidando en Argentina”, subrayó el titular del Departamento Ejecutivo Municipal.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Javkin hizo referencia al viaje de mañana de los intendentes a Buenos Aires, donde plantearán oficialmente que se modifique el sistema de distribución de los fondos que se recauda a través del impuesto a los combustibles. “El ámbito para discutir eso es el Congreso de la Nación. Todos los intendentes vamos a presentar un proyecto de ley para repartir el impuesto que cada argentino paga cuando carga combustible en todo el país, y que no vaya solo al Amba. Queremos que esos recursos se repartan equitativamente en el interior del país. Por ejemplo, lo que se recauda en Rosario por transporte de pasajero quede en Rosario. Lo mismo en todas las ciudades”.

“Tenemos que buscar una solución legislativa. Y los diputados y diputadas del interior son mayoría, lo mismo que en el Senado. En ese sentido, somos optimistas tanto en el tratamiento de esta ley como en el tratamiento del Presupuesto que se discuta para el año que viene, porque el actual reconoce partidas para el interior, pero que fueron anuladas. Este es un reclamo de intendentes de todo el espectro político del país. Estamos de acuerdo en que el subsidio sea a la demanda, pero si los costos aumentan todo el tiempo y el gobierno nacional cubre la paritaria solo en un sector del país, el costo fiscal en Amba y en el interior es más alto”, agregó Javkin.

Y en ese sentido destacó: “El problema no es solo el costo del boleto. Si se queda sin operadores privados del transporte como ha pasado en Córdoba y nos pasó a nosotros con una de las empresas, el sistema de transporte se terminará estatizando. Y eso no es lo que se quiere. Y si el transporte no funciona impacta en el comercio, en la educación y en un montón de servicios. Esa idea de que funcione el transporte público solo en el Amba, liquidaría la economía del interior de la Argentina. Ese es un tema muy serio y crucial. Es la vida económica de las ciudades de todo el país. Por eso, en esta red de intendentes están mandatarios del PRO, del kirchnerismo y de todo el espectro político del país. En esto no hay grietas, todos nos pusimos de acuerdo. Hemos redactado un proyecto de ley y es lo que llevaremos mañana al Congreso, esperando que el gobierno entienda que esto es una solución”.

Javkin admitió que el servicio de colectivos en Rosario “no es bueno. El costo del boleto hoy está en el orden de los 1.300 pesos en cualquier ciudad del país. Vamos a tener un servicio que estará un 30 o 40 por ciento por debajo de ese costo. Pero cumpliremos con los monitoreos, multando a la empresa, pero hay un problema estructural. Las empresas del transporte se están cayendo. Si hoy hiciese una licitación, seguramente no habría oferente. A Córdoba le está pasando lo mismo que a nosotros con la empresa El Cacique. Rosario Bus (la única empresa privada que opera el transporte público en Rosario) está trabajando con un procedimiento preventivo de crisis. Seamos claros: quién puede trabajar eternamente por debajo de los costos. Eso no quiere de decir que el servicio sea malo, pero no será el óptimo”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *