head-720
28 mayo 2024

Se agudiza la crisis en la salud privada por el alza de costos

Hace meses denuncian que están desfinanciados. "La salud privada es mucho más que las prepagas. Se atiende Pami, obras sociales provinciales y sindicales", advierten desde el sector

La previsibilidad del sector de la salud privada no supera los treinta días. Los efectores privados de salud están al borde del quebranto tras la liberalización de los precios de los insumos y se muestran en dificultades para poder cubrir los aumentos paritarios.

El sector vive una crisis desde hace varios meses, la espiral inflacionaria hace mucho más difícil mantener la calidad de los servicios y pagar haberes a los médicos, quienes desde hace tiempo apuntan que sus ingresos son “casi una burla”. A su vez, la falta de insumos debido a la escases de dólares para su importación hace muy difícil el sostenimiento de los servicios.

Pablo Quaranta, titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de Rosario, sostuvo en diálogo con “El Primero de la Mañana” en LT8 que en el primer mes del año “la situación no cambió para bien. La inflación sigue su curso, los medicamentos se han disparado de manera notable” apuntó el empresario de la salud. “Todo lo que estaba mal sigue profundizándose", resumió.

"Estamos en negociaciones con el gremio, que están pidiendo aumentos que van a ser muy difícil poder cubrirlos pero por otro lado no queda otra que poder hacerlo porque la gente lo necesita”, planteó.

“Se ha llegado a una situación en donde todas las clínicas estamos desfinanciados y complicados”, lamentó Quaranta, quien remarcó que el 70% de la población de la ciudad se atiende en el sector privado de la salud pero las autoridades estatales no le dan la importancia al sector que debería tener.

El presidente de la asociación opinó que la solución tiene que venir de la mano de un acuerdo entre las autoridades provinciales, nacionales y el sector privado para poder encontrar una forma de apoyar la situación de las clínicas: “La salud privada es mucho más que las prepagas. Se atiende Pami, las obras sociales provinciales y sindicales” y destacó: “Es un tema que debería ocupar un lugar importante en la agenda y muchas veces no lo tiene”.

Sobre la situación venidera para los pacientes que acuden a las clínicas, Quaranta advirtió que “tiene que llegar el aumento de febrero, y nadie sabe qué va a pasar a partir de marzo. En nuestro sector, los aumentos de las prepagas estaban regulados, pero quedó todo liberado con lo cual el futuro va a ser muy complicado para las clínicas a la hora de sentarnos a negociar con ellos”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *