12-05-2021
Miércoles

Radio

Salones de fiestas acosados por falsas denuncias aclaran que pueden funcionar

Desde la Cámara de Salones Infantiles de Rosario señalaron que el sábado cuatro establecimientos fueron inspeccionados tres veces por denuncias de vecinos



Salones de fiestas acosados por falsas denuncias aclaran que pueden funcionar

Lunes 26 de Abril de 2021.

La titular de la Cámara de Salones Infantiles de Rosario, Ariana Montero, expresó su preocupación por la situación por la que atraviesan los propietarios de esos emprendimientos debido a la gran cantidad de denuncias que hacen los vecinos por presunto quebrantamiento de los protocolos sanitarios. Montero aseguró que los peloteros “cumplen con todos los requerimientos” oficiales por la pandemia y que las quejas de los vecinos derivan en inspecciones que no los dejan trabajar con tranquilidad. El sábado se realizaron hasta tres inspecciones en cuatro locales por los planteos de los vecinos.

La propia Montero contó que hace pocos días mientras se hacía una reunión por un bautismo en su salón, que se cumplía en el jardín del establecimiento, al aire libre, vecinos de los alrededores le arrojaron dos huevazos.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, la representante de los peloteros rosarinos aclaró que esos locales funcionan “con una habilitación con protocolos de bar desde hace nueves, pero eso no significa que el lugar se transforme en un bar”.

“Me resulta raro hablar de este tema, porque no dejo de admitir la situación en la que estamos es complicada. Estamos trabajando a un diez por ciento de lo que trabajabamos en una época. Y se nos complica muchísimo con lo poco que podemos trabajar, si además recibimos continuamente denuncias de los vecinos, que quizás no sepan estamos habilitados”, expresó Montero.

Las condiciones que se deben cumplir

La titular de la Cámara de Salones Infantiles de Rosario remarcó que esos emprendimientos “trabajan con protocolos para locales gastronómicos aprobados por la Municipalidad. Eso significa que tenemos un aforo ocupación del 30 por ciento. Tenemos que sentar a la gente en mesas de hasta seis personas y no se puede bailar. Pero sí se puede cantar el feliz cumpleaños con los barbijos colocados. Tenemos que hacerle llevar al cliente dos tortas, porque la que se sopla las velitas no se puede cortar y comer. Y hay un montón de cuestiones que la gente no sabe y dice: en tal salón hay una fiesta. Si bien los salones de fiesta están cerrados, nosotros trabajamos hace nueve meses con ese protocolo con el mismo criterio de los bares.”

En los bares, antes de que nos dieran esta habilitación, se festejaban cumpleaños y lo hacían con mucha menos seguridad que podemos brindar nosotros en nuestros salones que están protocolizados”.

Montero comentó que el sábado "cuatro salones tuvieron tres inspecciones en el mismo día". El servicio de un cumpleaños dura tres horas y se está trabajando con un 30 por ciento del aforo. No existe en la ciudad un salón que tenga una capacidad mayor de 50 personas. En la mayoría son de diez o quince adultos y diez niños. Se están haciendo cumpleaños con el protocolo, con todo lo que corresponde, y la gente se pone el barbijo si quiere cantar el feliz cumpleaños. Trabajamos estresados y encima se reciben tres veces una inspección, así es un bajón”.

Montero contó que en su caso particular hace pocos días sufrió una seria agresión en su local. “Tuvimos una comunión y bautismo. Los clientes me pidieron armar todo en el jardín, que es lo mejor porque desde las autoridades nos piden permanentemente ventilación. Eran no más de diez adultos y los vecinos tiraron dos huevazos".

“ Hoy vamos a reunirnos con (Juan Marcos) Aviano, secretario de Comercio Interior de la provincia, y con funcionarios de la Municipalidad en Gobernación para aclarar ciertos temas. No sé cómo vamos a seguir, porque está todo complicado por la pandemia. Pero queremos que la ciudadanía sepa que estamos habilitados, que podemos trabajar con un cupo de gente, que se puede cantar el feliz cumpleaños con barbijo y que nunca dejamos de cumplir los protocolos”, agregó.

EN ESTA NOTA

© GUILLERMO ZYSMAN