12-06-2021
Sábado

Radio

Lattuca y las duras razones por las que frena el megaproyecto inmobiliario rosarino

El constructor explicó que la crisis económica que atraviesa el país y la incertidumbre por el devenir de la pandemia sanitaria impiden concretar la inversión de 100 millones de dólares para el casco histórico de la ciudad



Lattuca y las duras razones por las que frena el megaproyecto inmobiliario rosarino

Jueves 06 de Mayo de 2021.

El grupo Lattuca frenó el arranque de las obras del megaproyecto inmobiliario del microcentro rosarino. La iniciativa impliicaba una inversión de 100 millones de dólares y contemplaba viviendas, oficinas y plaza pública en la denominada “Manzana 125”, comprendida por Corrientes, Rioja, Córdoba y Paraguay.  la crisis económica que atraviesa el país y la incertidumbre por el devenir de la pandemia sanitaria suspendieron el proyecto.

En diálogo con LT8 el contador Aldo Lattuca, gestor de este proyecto, afirmó que la obra “no arrancó ni va a arrancar. Tenemos todo supendido hasta que no se aclare el clima económico y político en general. A nadie se le escapa que la situación es muy crítica y las señales sobre lo que viene no son muy buenas; sobre todo, las que llegan desde el gobierno nacional”.

Lattuca enumeró: “Hay un presidente que no ejerce la presidencia; un conflicto polítcio intenso; una inflación que estará en casi 60 por ciento; escasez de materiales en todo país; una presión tributaria importante, y empresas que se van del país”.

La inversión original proyectada era de alrededor de cien milones de dólares, “pero hoy no se sabe cómo calcular”, afirmó el contador, “porque hay una emisión descontrolada de monedas y no hay créditos”.

Según el desarrollador local, cuando la obra se proyectó hace cuatro años, “estaban todas las industrias en marcha; restaurantes abiertos; circulación importante y ascendente; oficinas ocupadas. Hoy hay despilfarro, mayor gasto público, Inestabilidad laboral; no hay plan económico”.

“En un contexto tan complicado, no se puede proyectar ni a seis meses vista”, concluyó Lattuca. “Por eso, nos llamamos a la prudencia. Mantenemos nuestro sueño pero para llevarlo adelante, debe cambiar todo”.

© GUILLERMO ZYSMAN