12-06-2021
Sábado

Notas

Javkin posterga el aumento del boleto pero se guarda la facultad para julio

El intendente no usará este mes la potestad que le cedió el Concejo y aguardará 30 días. El viaje pasará de los actuales $45 a $50. Un incremento del 10 por ciento frente al desfasaje del 200 por ciento con los costos reales



Javkin posterga el aumento del boleto pero se guarda la facultad para julio

Lunes 31 de Mayo de 2021.

Pablo Javkin decidió postergar el aumento del boleto. Termina mayo y el intendente no usará en lo inmediato la facultad que le concedió el Concejo para actualizar el cuadro tarifario del transporte urbano de manera automática sin pasar por el debate político en el recinto. Pero el jefe comunal resolvió guardarse un as bajo la manga: mantener la potestad hasta julio, cuando cierren los datos del primer semestre. Allí, el precio del viaje en colectivo probablemente pase de los actuales $45 a $50. Un incremento del 10 por ciento frente al desfasaje del 200 por ciento con los costos reales que arrastra el sistema.


Al cierre de esta nota, los equipos técnicos del Ente de la Movilidad analizaban la ingeniería legal de la resolución a firmar para garantizarle al Ejecutivo la posibilidad de ajustar el boleto en julio, con los datos consolidados de la estructura de costos del primer semestre.

De acuerdo a la normativa vigente, la Intendencia puede ajustar la tarifa de manera automática los meses de febrero, mayo, agoosto y noviembre de cada año, hasta un 90% de lo que arroje el estudio de costos del Ente. 

Se trata de una facultad delegada por los concejales al gobierno municipal para evitar una recurrente discusión política en el cuerpo en tiempos de escalada inflacionaria. Una cesión pensada en la gobernabilidad en torno al principal servicio público que debe garantizar el Ejecutivo local.

Los números del sistema están al rojo vivo.  Como ya se informó, el último estudio de costos, cerrado con los indicadores de diciembre, ubicó la tarifa real en 130 pesos, casi el triple de la tarifa actual que pagan los pasajeros. Una brecha nunca vista en el sistema urbano que pone en jaque la sustentabilidad de las empresas.


A eso hay que sumarle el dramático desplome en la venta de pasajes: el último dato oficial disponible vinculado a la tercera semana de mayo indica que pagaron boleto un promedio de 148.115 pasajeros por día. La cifra es un tercio de lo que facturaba el sistema en marzo de 2020, y quedó aún más lejos de los 600 mil pasajeros que se estimaba iban a pagar boleto cuando se licitó el esquema vigente.

El escenario de complicaciones se agravó la semana que pasó con el paro de 48 horas de los choferes ante la falta de acuerdo en la paritaria federal. Los colectiveros del interior pretenden cobrar en todo el país el 37,5% de incremento acordado con las empresas del sector en el área metropolitana de Buenos Aires. 

El conflico por la paritaria no se resolvió aún y mañana habrá una reunión clave a nivel nacional para destrabar el asunto. De lo contario la Unión Tranviarios Automotor (UTA) ya amenazó con un paro de 72 horas y hasta con una medida de fuerza por tiempo indeterminado.

La tormenta perfecta se completa con variables exógenas que impactan de lleno en la movilidad: restricciones de actividades, circulación y esparcimiento que disponen Nación y provincia, a las que adhiere la ciudad.

"En este contexto es imposible aumentar el boleto en junio", confió una alta fuente del Palacio de los Leones. Y enumeró las razones: caída de pasajeros, medidas de fuerza de choferes y pérdida de poder adquisitivo de sectores que usan con frecuencia el transporte. 

El margen de maniobra de la Intendencia en la materia es acotado. Los costos no paran de subir y complican el sostenimiento de las prestaciones de parte de las empresas: al desfasaje de casi 200 por ciento detectado en diciembre se sumaron siete subas de combustible en lo que va del año, más otros rubros que siguen el espiral inflacionario.

En ese marco el intendente decidió postergar el aumento del boleto hasta julio. Si bien en agosto vuelve a tener la facultad de ajustar la tarifa, ese mes estará aravesado por el escenario electoral, aunque las primarias abiertas todo parece indicar que finalmente se harán en septiembre.

Como ya se hizo en el municipio durante la gestión de Mónica Fein, el Ejecutivo analizaba emitir un decreto para mantener la potestad de ajustar la tarifa en base a la facultad cedida en mayo. Técnicamente lo que se haría es posponer el uso de esa herramienta por el contexto complejo que atraviesa la ciudad.

En ese marco, según confiaron desde el municipio, la nueva tarifa que se dispondrá irá de los actuales $45 a $50 pesos. Un incremento algo superior al 10 por ciento, frente al desfasaje del 200 por ciento con los costos reales que arrastra el sistema. Idéntico cuadro tarifario o incluso algo superiores evalúan adoptar otras ciudades del interior como Córdoba y Santa Fe.

© GUILLERMO ZYSMAN