20-10-2020
Martes

Notas

Javkin le pone el freno de mano al transporte y ahora habrá que caminar y esperar más

Habrá menos renovación de flota, frecuencias más espaciadas, se eliminarán recorridos superpuestos, se potenciarán líneas troncales y se buscará no dejar aislados barrios populares.



Javkin le pone el freno de mano al transporte y ahora habrá que caminar y esperar más

Lunes 12 de Octubre de 2020.

El intendente ya diseña un nuevo sistema en el que el usuario caminará más cuadras desde el origen del viaje a su destino. Habrá menos renovación de flota, frecuencias más espaciadas, se eliminarán recorridos superpuestos, se potenciarán líneas troncales y se buscará no dejar aislados barrios populares.

Ni el modelo de Curitiba, ni el sistema en red ideado por Hermes Binner en los 90 con la consultora francesa. Pablo Javkin ya imagina desde fin de año un transporte con el que la gente caminará más en Rosario para tomar el colectivo, en especial en el macrocentro. Varias cuadras más, por cambios de recorridos para reducir costos de una ecuación económica que no cierra por ningún costado. Otra mala nueva para los pasajeros: deberán esperar más tiempo los coches en la parada, por la implementación de frecuencias más espaciadas. 

El Ejecutivo tiene además en estudio otras medidas para evitar el colapso de la movilidad pública. Están las financieras, que incluyen suba de tasas a grandes contribuyentes para sumar recursos al sistema, que incluso presentó parte de la oposición en el Concejo. Y están las técnicas que buscan ajustar los servicios a la demanda, en especial durante la noche.

Si los ediles avalan su pedido de declaración de emergencia en el sector, el intendente tendrá facultades especiales y dejará de lado muchas promesas de su antecesora, Mónica Fein: flota ultra renovada, aire acondicionado para todos y todas, recorridos diferenciados, y frecuencias cada 10 minutos.

La batalla política en el Palacio Vasallo recién comenzó en la comisión de Servicios Públicos. Allí el oficialismo frentista tiene mayoría, pero en el recinto tiene apenas 8 votos sobre 28. La presidenta del cuerpo, la radical María Eugenia Schmuck, tendrá que remarla para conseguir tantas voluntades. Tal vez deba replicar el esquema de alianzas que gestó en diciembre, con parte de Cambiemos, el PJ y otras bancadas unipersonales para llegar a presidir el parlamento local. 

Desde el peronismo, el kirchnerista Eduardo Toniolli ya avisó: no le darán un cheque en blanco al jefe comunal para todo lo que tiene de mandato. Sólo durante el lapso que se extienda la excepcionalidad de la pandemia.

Por lo bajo en el Palacio de los Leones destacan que se viene un esquema más realista para reemplazar a un sistema que ya estaba en crisis antes de la pandemia y que el Covid dejó en cama crítica con respirador. 

Los números del sector hablan solos. La recaudación se desplomó un 80 por ciento desde marzo: pasó de vender casi 600 mil boletos por día, a poco más de 65 mil desde que se implementó el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (Aspo).

“No hay actividad económica en el mundo que pueda sostenerse con esa caída descomunal de ingresos y encima costos en alza”, graficó un funcionario del Frente Progresista.

Aunque el combustible se mantuvo congelado varios meses, ya subió cerca de un 10 por ciento desde el fin del invierno. El resto (repuestos, sueldos de choferes y logística) también tuvo incrementos mientras los ingresos se derrumbaban.

Esto generó un desfasaje tarifario inédito del 110 por ciento. El último estudio de costos que aprobó el Ente de la Movilidad en junio pasado arrojó un boleto real de 73,8 pesos frente a los 32,50 pesos que paga un rosarino cada vez que se sube al bondi.

Paradojas del destino: Javkin todavía no usó los superpoderes que gestionó cuando era concejal para que la Intendencia fije la tarifa del transporte, trasladando hasta un 90 por ciento del costo real al boleto que abonan los usuarios. Le tocó la ingrata tarea de defenderlo desde una banca, pero lo usufructuó Fein, su adversaria interna en las primarias de 2015. 

Una de las dos empresas privadas del sistema, la mendocina El Cacique ya se declaró en crisis y pidió al Concejo cambiar el reparto de subsidios, no ya por pasajero transportado sino por kilómetro recorrido. Y amagó con dar el portazo y volver a Cuyo.

Los choferes cobraron mal y en cuotas como nunca en este 2020. Tanto que la UTA hizo un paro cada tres días por demoras en las acreditaciones de haberes. Un escenario de colapso total.

Javkin le encargó a su secretaria de Movilidad, Eva Jokanovich, que arme un plan para la durísima coyuntura. Con nuevo esquema regulatorio que deje sin efecto el pliego de Fein y Mónica Alvarado, la ex secretaria de Transporte del socialismo. “Un pliego para países nórdicos”, como lo graficó el concejal del PRO, Roy López Molina.

La funcionaria, con los datos de consumo de los usuarios que arroja la tarjeta Movi ya empezó a diseñar la transformación de los recorridos, frecuencias y hasta dimensión de las unidades.

La idea es que en el macrocentro los pasajeros caminen más, desde el origen al destino del viaje, no ya las tres o cuatro cuadras pensadas por Alvarado. Eliminar recorridos superpuestos, potenciar líneas troncales, no dejar aislados barrios populares y bajar frecuencias en horarios nocturnos. Allí incluso no se descarta recurrir a combis para bajar costos ya que en la madrugada los coches viajan semivacíos.

© GUILLERMO ZYSMAN