23-01-2021
Sábado

Radio

El dolor de la Iglesia Maradoniana: "Con la pelota en los pies no hubo ninguno igual”

Lo dijo Alejandro Verón, cofundador del templo pagano que rinde homenaje al astro del fútbol mundial. Conciencia tranquila por los tributos brindados en vida



El dolor de la Iglesia Maradoniana: "Con la pelota en los pies no hubo ninguno igual”

Jueves 26 de Noviembre de 2020.

“Dentro de todo el dolor que sentimos, estamos con la conciencia tranquila. Siento orgullo al decir que la Iglesia Maradoniana se creó hace 19 años para homenajear a alguien en vida”, reflexiona este jueves Alejandro Verón, cofundador de la Iglesia Maradoniana, mientras viajaba a Buenos Aires para participar del sepelio de Diego Maradona.

Verón contó que la noticia de la muerte de Maradona lo tomó viajando en la línea K. “Volvía del Correo Central luego de despachar la última remera que los maradoneanos hicimos por los 60 años de Diego. Ayer fue el día en que se fue la última remera. Creer o reventar”, expresó con un tono de amargura.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Verón remarcó que “siempre se dice que los argentinos son ingratos. Que a Gardel lo empezaron a homenajear después de la caída del avión, que al Che Guevara se lo reivindicó luego de que lo mataran en Bolivia. Y no queríamos que a Diego le pasara eso”.

Verón confesó que ayer sintió “tristeza, vacío, dolor, incredulidad. Habiendo tantas fake news en un momento pensé que se trataba de eso y que era una broma de mal gusto. Pero no".

"Cuando lo conocimos y nos dio las gracias, y ahí nos convencimos de que la idea de la Iglesia se hizo realidad. No sabíamos si le iba a gustar la idea. Ahora estamos hechos mierda, pero tranquilos porque Diego se enteró que había miles de personas que a nivel futbolístico fue y será el más grande del mundo", agregó.

"Maradona fue un tipo que tuvo el don de ser el mejor con una pelota en los pies. A eso le agregó el plus de defender la camiseta de su país con un fuego sagrado que no lo tuvo nadie. Fue el embajador nuestro en todo el mundo. Como persona tuvo miles de defectos, como cualquiera, pero con una pelota en los pies no hubo nadie igual", añadió.

© GUILLERMO ZYSMAN