03-08-2021
Martes

Notas

El dilema de Javkin: subir el boleto en mayo o antes de las elecciones

En esos meses el intendente puede subir el valor del viaje sin pasar por el Concejo en base al estudio de costos del Ente de la Movilidad. El último relevamiento ubicó la tarifa real en $130, el triple de la actual



El dilema de Javkin: subir el boleto en mayo o antes de las elecciones

Lunes 19 de Abril de 2021.

Pablo Javkin se encuentra en una encrucijada. Se debate entre ajustar la tarifa del transporte el mes próximo o postergar el aumento a semanas antes de las elecciones primarias, hasta ahora, en agosto. En esos meses, por ordenanza, el intendente puede subir el valor del viaje sin pasar por el Concejo tomando como referencia el estudio de costos del Ente de la Movilidad. El último relevamiento, cerrado con los indicadores de diciembre, ubicó la tarifa real en 130 pesos, casi el triple de la tarifa actual que pagan los pasajeros. Una brecha nunca vista en el sistema urbano, que se torna insostenible en el mediano plazo.

Durante esta semana el jefe comunal aclaró que tomarán los números con “mucha cautela”, deslizó que es imposible trasladar en gran parte los costos a los pasajeros y remarcó que la prioridad es que no haya paros y se preste el servicio, tras casi 100 días sin colectivos en 2020. Pero reconoció que el déficit no es inocuo y que hace mella en la sustentabilidad del sistema.

La actual tarifa de 45 pesos rige desde hace apenas dos meses y medio. Fue actualizada tras más de un año de congelamiento, tomando como base el estudio de costos del Ente cerrado en agosto que arrojó un valor real del boleto de 77 pesos.

Desde agosto, con la reapertura de actividades, la inflación se aceleró. Y eso repercutió en todos los rubros de la economía.

A octubre el costo del boleto ya había trepado a 100 pesos. Y el último estudio del Ente de la Movilidad cerrado en diciembre pasado al que tuvo acceso Suma Política registró otra disparada de los valores, llegando a 130 pesos, un 200 por ciento más que la tarifa vigente. 

Lubricantes, combustible, mantenimiento de la unidad y sueldos a los choferes fueron los rubros que más subieron.

El ítem material rodante tuvo una variación del 16,52 por ciento con respecto al cálculo del mes de octubre 2020. Se actualizaron los precios de los combustibles, lubricantes, neumáticos y demás precios relacionados a las unidades. 

En otros gastos, que incluye costos generales, costos financieros, honorarios profesionales y renta sobre el capital la variación fue del 10.96 por ciento. Si bien hubo actualización de las variables, el mayor aumento responde a la baja de kilómetros entre períodos.

El aumento de costos fue tan significativo que ni siquiera la fortísima suba de subsidios (nacionales, provinciales y municipales) alcanzó para achicar la brecha. Entre octubre y diciembre este ítem se incrementó 47 por ciento.

En el Palacio de los Leones admiten que el desfase entre los costos y los ingresos es tan profundo que se torna imposible de sostener en el corto plazo. Más teniendo en cuenta el desplome en la venta de pasajes, que ahora cedió parcialmente, pero apenas representa algo más del 50 por ciento de los viajes cancelados previo a la pandemia.

Javkin debe definir ahora cuándo y en cuánto actualiza el boleto urbano. Por ordenanza, tiene facultades para hacerlo a través de un decreto en los meses de mayo, agosto y noviembre. La tuvo en febrero y ya uso esa potestad.

La definición que adopte el intendente estará atravesada por numerosas variables: la económica, el impacto sobre el bolsillo de los 250 mil pasajeros que hoy usan el transporte público de la ciudad, la sustentabilidad de las tres empresas del sistema y el cálculo político.

Si el alcalde de la ciudad deja pasar la oportunidad de usar la facultad delegada por los concejales de actualizar la tarifa en mayo, recién podrá hacerlo en agosto. Ese mes, por ahora, el día 8 habrá Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso). Una segunda suba del principal servicio público que depende del municipio en un año electoral, en pleno proceso electoral podría generarle un fuerte impacto a las chances del Frente Progresista.

A los valores de diciembre habrá que sumarle los datos de los meses transcurridos en 2021, cuando se registró una incipiente recuperación de pasajeros pero en simultáneo no se detuvo la inercia inflacionaria, en especial el combustible descongelado por el gobierno nacional.

Las dos empresas privadas del sistema (Rosario Bus y El Cacique) que prestan el servicio en la ciudad ya advirtieron en otros momentos que el atraso tarifario repercute en la calidad de las prestaciones: caen las frecuencias, los coches no tienen buen mantenimiento y ante desperfectos severos salen unidades de circulación

Actualmente hay unas 570 unidades en la calle tras el proceso de readecuación que dispuso la Intendencia para evitar el quiebre del sistema. Por pliego debía haber 800 colectivos en la calle

© GUILLERMO ZYSMAN