24-10-2020
Sábado

Radio

Cómo serán las colonias de verano, piletas públicas y balnearios en Rosario

El secretario de Deporte y Turismo municipal Adrián Gighlione adelantó al Concejo el esquema que están elaborando. Grupos de 10, turnos rotativos y distancia social, los ejes



Cómo serán las colonias de verano, piletas públicas y balnearios en Rosario

Martes 22 de Septiembre de 2020.

El secretario de Deportes y Turismo municipal Adrián Gighlione anticipó al Concejo que ya se está analizando la temporada de verano bajo la “nueva normalidad” para colonias de vacaciones, piletas públicas y balnearios. Grupos de 10, turnos rotativos y distancia social, los ejes

 “Estamos trabajando en todos los protocolos para poder abrir las colonias de vacaciones. Igual, a mediados de diciembre veremos cómo está la situación sanitaria. Ya hicimos un trabajo de cómo sería abrir con esta nueva normalidad, con distanciamiento social, con otras actividades a realizar que contemplen ese distanciamiento, con un uso distinto de las piletas y los sanitarios”, dijo por LT8.

“Estamos viendo también todo lo referido a piletas libres, con nuevos formatos. Pensamos en recibir la misma cantidad de chicos que veníamos recibiendo en las 33 colonias de vacaciones con un formato distinto, con menos cantidad de chicos por profesor” indicaba Gighlione.

“Tendremos que tener en cuenta la cantidad de metros cuadrados de cada predio para mantener ese distanciamiento. También esta situación nos empuja a digitalizar las revisaciones médicas, antes la gente iba libremente, para evitar aglomeramientos en los predios” puntualizó el secretario.

Respecto a la cantidad de chicos, Gighlione expresó: “El año pasado tuvimos 12 mil chicos inscriptos menores de 12 años y este año pensamos en la misma cantidad con más profesores. Habrá un profesor cada 10 chicos y manejamos la idea de tener colonias de dos días en vez de tres para tener una rotación mejor de los chicos”.

Para terminar, se refirió a la costa rosarina: “En La Florida el protocolo es más sencillo por el espacio y la disposición del lugar. En la Rambla Catalunya es más complejo porque es un lugar público y es más difícil controlar el aforo. Es difícil ponerle un límite de gente a un lugar público como la rambla. Vamos viendo las experiencias en Europa y también comparamos con la experiencia que tuvimos en nuestros parques”.

© GUILLERMO ZYSMAN