24-11-2020
Martes

Radio

Aseguran que las agresiones a inspectores municipales son cada vez más frecuentes

Lo dijo la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayrú, en relación con el incidente de ayer en la Rambla Catalunya el que fue agredido un inspector de la GUM.



Aseguran que las agresiones a inspectores municipales son cada vez más frecuentes

Lunes 16 de Noviembre de 2020.

“No es la primera vez que tenemos estos problemas con agentes municipales agredidos. Es algo muy frecuente. Por eso mantenemos reuniones con el Ministerio de Seguridad solicitando colaboración para cuidar a nuestros inspectores”, afirmó la secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayrú.

La funcionaria se refirió a los violentos incidentes ocurridos el domingo a la tarde en la zona de la Rambla Catalunya. Allí se desató una pelea entre dos grupos de jóvenes, un empleado de la Guardia Urbana Municipal (GUM), que intentó disuadir a los exaltados, fue agredido y sufrió heridas en la cara.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Labayrú hizo un balance positivo de los operativos de control que se cumplieron ayer en la zona ribereña. “Fue la otra cara de lo que se vio el fin de semana pasado. Desde las 7 estuvimos armando el dispositivos. Las reuniones que mantuvimos con la Policía y los dueños de paradores en la isla dieron sus frutos. Hubo otra organización y control en el sector sin descuidar la playa de la Rambla”, expresó.

Asimismo, admitió que el incidente que terminó opacando la jornada se originó “cuando dos banditas se pelearon y un agente de la GUM, que participaba en el operativo del control del espacio público, quiso poner orden o separar y salió lastimado. Se la agarraron con él. Esto fue como consecuencia del consumo de alcohol, algo en lo que estamos trabajando fuertemente porque hay un decreto que prohíbe la venta y consumo en la playa y otros espacios públicos”.

En ese sentido, remarcó que desde la Municipalidad “no se va a permitir el consumo del alcohol. A veces estas situaciones de violencia se dan porque justamente en ningún momento se permite el consumo de bebidas. Es difícil controlar eso porque el alcohol no sale de los bares de la zona”.

Labayrú destacó que no es inusual que los inspectores sean blanco de ataques cuando hacen su trabajo. “No es la primera vez que tenemos problemas con personal municipal agredido. Son hechos muy frecuentes. Por eso mantenemos reuniones con el Ministerio de Seguridad de la provincia y ellos colaboran, no sólo en la seguridad pública, sino también cuidando a nuestros agentes”, señaló.

© GUILLERMO ZYSMAN