26-09-2020
Sábado

Radio

Advierten que 10 mil pymes podrían ser ejecutadas y piden reperfilar deudas a los bancos

Pedro Cascales, integrante de la comisión directiva de Came dio detalles del pedido efectuado ante el Banco Central por las deudas con las entidades crediticias. Celebró la moratoria de Afip



Advierten que 10 mil pymes podrían ser ejecutadas y piden reperfilar deudas a los bancos

Viernes 07 de Febrero de 2020.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) pidió al Banco Central para que suspenda la ejecución de las deudas de las pequeñas y medianas empresas que no pudieron hacer frente a sus compromisos debido a la fuerte retracción de las ventas y a las altas tasas de interés de los préstamos bancarios.

En declaraciones al programa “Zysman 830”, que se emite por La Ocho, Pedro Cascales, integrante de la comisión directiva de Came, reveló que son unas 10 mil las pymes que se encuentran en esa situación y alertó que, si bien tiene expectativas de una reactivación de la economía, el sector atraviesa una crisis en extremo delicada.

“La situación financiera de las pyme es gravísima, el nivel de morosidad en los bancos es récord absoluto, estamos en un 5,7 por ciento, cuando históricamente era del 1,1 por ciento, hoy estamos más de cinco veces por encima de esa cifra, y eso implica que hay 10 mil empresas en posición de ser ejecutadas”, explicó Cascales.

“Esto puede suceder en cualquier momento, a partir de que el lunes pasado se reabrió la feria judicial”, alertó el dirigente empresario, y explicó: “Las ejecuciones implican remates de inmuebles, de fábricas, de líneas de producción, con lo cual corren riesgos muchísimas pymes y, por lo tanto, muchísimos puestos de trabajo” .

Cascales señaló que, frente a esta situación crítica, la entidad pide que “suspendan temporalmente las ejecuciones y reperfilar o refinanciar las deudas para evitar el cierre de las pymes” y añadió: “Se trata de una media de emergencia que le pedimos al Banco Central, justamente para que las pymes puedan pagar y el trabajo pueda continuar”.

“Por el porcentual de mora que existe y la cantidad de pymes que tienen deuda en los bancos, calculamos que son 10 mil las pequeñas y medianas empresas que corren riesgo de ser ejecutadas”, señaló Cascales, quien destacó que el anuncio de la moratoria de la Afip que va a arrancar la semana próxima fue un “alivio importante” para el sector.

“La moratoria es una buena noticia porque las empresas o las personas físicas que tienen una deuda con la Afip, pueden renegociar, tienen un plazo de seis meses para hacerlo, se eliminan multas e, intereses punitorios y eso hace que la deuda baje, pero hay pymes que le debían a los bancos y estaban al día con la Afip”, advirtió.

No obstante, afirmó que hay gran preocupación entre los dueños de las pymes y sus empleados porque “a diferencia de los privados, los bancos públicos no pueden negociar, tienen que manejarse por los reglamentos y los manuales por lo que no tienen margen de maniobra eso pasa directamente a legales y de ahí a ejecuciones”.

Asimismo, indicó que “la realidad es que hoy desde Came calculamos que son unos 16 mil millones de pesos por mes que se están transfiriendo de las pymes a los bancos y recordemos que las tasas que se están pagando hoy son mucho más bajas que las de unos meses atrás, que eran del 70 por ciento, hoy están en el orden del 40 o 50 por ciento”.

“La mochila es muy grande, pero si no fuera por la moratoria la situación sería hoy muchísimo más grave”, enfatizó Cascales, y, sin embargo, añadió: “Hay un cambio de expectativa, una encuesta propia nos reveló que un 80 por ciento de los empresarios pymes esperan mejores ventas, a pesar de que la caída sigue”.

“La merma en las ventas en los comercios pymes fue del tres por ciento, pero es casi un tercio de lo que era un año atrás, se nota una desaceleración fuerte de la caída, es difícil decir cuándo podemos tener números positivos, hemos pasado un par de años muy duros y va a tardar para que se revierta la tendencia”, concluyó.

© GUILLERMO ZYSMAN