head-720
28 mayo 2024

Un virus informático generó 43 estafas millonarias en Rosario

El fiscal Matías Ocariz reveló que la puerta de ingreso son mails disfrazados de urgentes reclamos de entidades oficiales. Robaron hasta 290 millones de pesos de una única cuenta

La justicia recibió un centenar de denuncias por robos millonarios en Santa Fe por parte de un virus informático identificado como “troyano”, la mayoría de ellas realizadas en Rosario. Los investigadores aducen que el virus ingresa al sistema informático de los particulares por medio de mails disfrazados de urgentes reclamos de entidades oficiales, por eso alertan que es necesario ser cuidadoso con los links que se abren.

“Lo que estamos viendo desde hace algunos meses es un troyano que está funcionando a partir del ingreso de diferentes computadoras de entidades gubernamentales, empresas o entidades con capacidad de transferir altos montos de dinero de una única vez”, sostuvo Matías Ocariz, jefe de la Unidad de Investigación y Juicio especializada en Cibercrimen.

El fiscal advirtió que la unidad se encuentra investigando 43 causas de robos millonarios en Rosario, que van desde extracciones de 4 millones de pesos hasta una reciente denuncia de 290 millones de pesos extraídos a una empresa.

“Un troyano es mucho peor que un virus”, espetó Ocariz y explicó que a diferencia de un virus informático común, “el troyano no se manifiesta hasta el día que sí lo hace”, de allí su nombre en relación al mito del caballo de madera usado por los soldados griegos para entrar en la ciudad de Troya: “Sus efectos podrían ser terriblemente nocivos para la economía de sus víctimas”, alertó.

Ocariz explicó en diálogo con “El primero de la Mañana” de LT8 que la modalidad más usada por los delincuentes es el phishing: “Lo que ocurre normalmente en este tipo de casos es la llegada de un mail señalado como urgente por parte de una entidad, como por ejemplo la Municipalidad o la EPE, a veces hemos visto de un Tribunal Federal”, donde se solicita de manera urgente al receptor que abra un documento disfrazado de archivo PDF, “que en realidad es un archivo .exe o de otro tipo que ejecuta un programa, un malware o un troyano que empieza muy silenciosamente, y sin producir ningún síntoma, a recopilar datos para producir el ataque”.

Las autoridades apuntaron que los ataques son cada vez más grandes y en todo el país, lo que hace que las diferentes unidades de investigación se encuentren en articulación, desde Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rosario y Córdoba hasta con la justicia de la provincia de Chubut.

El golpe más importante que se haya registrado de este tipo “es uno de (la ciudad de) Córdoba de 300 millones de pesos y el segundo lo tenemos nosotros en Rosario, de 290 millones”, reveló Ocariz.

Desde la unidad de investigación con incumbencia en Cibercrimen recomendaron a la sociedad civil no abrir nunca “una citación en PDF realizada por vía mail. Jamás bajar un PDF de un mail y mucho menos de una dirección que puede estar disfrazada”.

Además, destacó que estos mails se presentan con una urgencia “que genera un sentimiento. Cuando la razón se nubla, empiezan a actuar los sentimientos y es con la razón nublada cuando empezamos a actuar como nos piden” los estafadores, explicó el funcionario.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *