head-720
17 abril 2024

Estiman que ya hay un millón de casos de dengue en todo el país

Lo aseveró un reconocido sanitarista producto de una notable sub registración de datos. Alertó que la situación está "totalmente descontrolada"

El experto sanitarista Oscar Atienza alertó que en la Argentina "ya hay un millón de contagiados de dengue". Y atribuyó la sub registración al colapso administrativo de los centros de salud. Advirtió además que la situación "está totalmente descontrolada".

Para Atienza, también docente en la Universidad Nacional de Córdoba y magister en Administración de Servicios de Salud, “la situación del dengue está totalmente descontrolada y no hay ningún tipo de acción para controlarla. Cuando uno piensa en el manejo de una pandemia, piensa en una idea rectora, como dicen, y eso lo tiene que hacer Nación, porque uno no puede tener 24 (la cantidad de provincias) estrategias distintas en el país, porque una provincia podría tomar muchas acciones; el resto, no acompañar, y esa provincia estaría gastando recursos innecesariamente”.

El médico proyectó que “eso se traslada a los municipios, que son 2500 en todo el país. Así, empezaríamos a tener ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. Además, se haría dispar el manejo de la pandemia., y la llamo así porque conceptualmente lo es, ya que se trata de un virus que está en más de un país, una región o un continente. Hasta el año pasado teníamos una endemia; esto es, una cantidad de casos esperados, pero ahora estamos en epidemia”.

Sobre los datos publicados oficialmente, Oscar dijo: “Ésos son los casos que se llegan a registrar, y puedo asegurar que son, por lo menos, cinco veces más. Creo que debemos estar superando el millón de casos de dengue, lo que es una locura. Hay mucha gente que no está yendo a los centros de salud, porque sabe que tiene que esperar ocho o nueve horas, y la verdad es que esta enfermedad no da para esperar esa cantidad de tiempo”.

Atienza marcó también que “no sólo está colapsado el sistema de atención; también lo está el sistema administrativo, por lo que no están registrándose los casos como corresponde, y en esto coinciden todos los epidemiólogos. No hay capacidad administrativa para poder hacer el registro: cada vez que llega un paciente, hay que llenar una planilla que lleva su tiempo confeccionarla, y creo que eso no está haciéndose. El médico que está en la guardia no tiene tiempo para dedicar a ese proceso administrativo; le dice al paciente ‘lo suyo es dengue’, escribe ‘diagnóstico compatible con dengue’ y lo envía a su casa. Y no es culpa del médico: este año no se hizo nada para frenar esto, cuando se podría haber hecho, porque es una epidemia totalmente controlable, y debería estar bajo control”.

El futuro inmediato no proyecta alivio, sino lo contrario, según Atienza: “Tenemos dos semanas más de aumento de casos, hasta el 15 de abril; desde esa fecha tendría que empezar a bajar porque llegarán los fríos, y la cantidad de mosquitos empezará a disminuir, aunque no llegará a cero. Pero creo que ya tenemos un cuello de botella: hay muchos lugares sin capacidad de poder atender, en el sector público y en el privado. Y después del movimiento de este fin de semana largo, va a ser un poco peor, porque en todo brote epidémíco, la movilidad de las personas genera un aumento de casos”.

Finalmente, se distanció de quienes solicitan la incorporación de la vacuna contra el dengue en el calendario nacional: “No estamos pidiendo que eso, porque hay mucha demanda y será imposible, por ahora, conseguir dosis para los 45 millones de argentinos, pero sí, que se la administre a, por lo menos, aquellos que ya tuvieron dengue, porque sabemos que baja el riesgo de padecer dengue grave entre 84 y 100 por ciento”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *