head-720
14 junio 2024

Preocupa la suspensión de la obra pública nacional en Rosario

Lo admitió el titular de la Cámara de Construcción local, Mariano Schor. Advirtió que hay miles de puestos de trabajo en juego y lamentó la falta de interlocutores en el nuevo gobierno federal

El anuncio del gobierno nacional sobre el cese de la obra pública causó preocupación por su impacto en la producción. El presidente de la Cámara de la Construcción en Rosario, Mariano Schor, destacó que a nivel nacional “la medida afectaría la fuente laboral de unas 250 mil personas” y admitió que el gobierno de Alberto Fernández "se fue dejando una importante deuda" de la obra de refacción del Monumento a la Bandera.

Schor dijo que la decisión del presidente Javier Milei “causa mucha preocupación, porque la obra pública no es solo lo que se ve, sino que sirven para la producción de todo el país”.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, remarcó: “Estamos muy preocupados por las obras que están en ejecución, y creemos que continuarán, pero no sabemos si habrá financiamiento para esas obras. Además, no licitar nuevas obras implica algo muy grave para el desarrollo del país”.

Con relación al impacto que tendrá la medida en el sector, Schor dijo que puede provocar cesantías, pero aclaró: “Por suerte en Santa Fe, tenemos inversión del gobierno provincial. Por eso, en números no podemos decir cuántos trabajadores directos están involucrados en obras con financiamiento nacional, pero es un volumen importante dentro de la provincia de Santa Fe”.

“A nivel país, hablando en términos generales de administraciones municipales, provinciales y nacionales representan 250 mil trabajadores. Por eso, creo que el cese de la obra pública impactará en Santa Fe sin dudas”, agregó.

Consultado sobre el estado de trabajos de refacción del Monumento a la Bandera, un proyecto que sufrió postergaciones, Schor dijo: “Sobre esto no tenemos información. De lo poco que pudimos averiguar, no hay nadie designado en Obras Públicas de la Nación. Esa es otra gran preocupación en las empresas porque no tenemos con quien hablar. No hay nadie designado para tomar las nuevas directivas. No sabemos qué va a pasar”.

“Supuestamente, las partidas de dinero estaban garantizadas para una obra tan emblemática como esta, pero todavía no hay certezas de lo que pueda ocurrir. La obra tiene un avance del 30 por ciento -añadió-. Hubo algunos problemas por el tema de las importaciones. El gobierno saliente se fue con una deuda muy importante con respecto a esa obra”.

“El problema de las obras en ejecución es que lo que se hace en diciembre lo estaríamos cobrando a 60 días con una inflación del 25 o 30% mensual se cobrará un 60% menos de lo que valía -finalizó-. Ayer recibimos aumentos en el cemento de un 25%. Es muy difícil mantener la marcha de una obra en estos términos. Lo que hacemos es tratar de salvar los puestos de trabajo”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *