head-720
28 mayo 2024

Ahora en Rosario permiten fuegos artificiales sin ruido

Lo aprobó el Concejo a pedido de padres de niños autistas que buscan restarle rigurosidad a la norma al notar que no se cumple

A 20 años de su sanción, el Concejo aprobó una flexibilización de la prohibición del uso de la pirotecnia en Rosario. Ahora la ciudad permitirá los fuegos artificiales visuales, pero sin ruido. La propuesta surgió de un grupo de padres del espectro autista que apelaron a restarle rigurosidad a la ordenanza al notar que no se cumplía. La modificación tomó por sorpresa a las áreas de control municipal por la falta de consulta y pusieron en duda la viabilidad de la flamante normativa y la posibilidad de una correcta fiscalización.

En la última sesión del Concejo los ediles aprobaron la ordenanza 10.567. Se trata de un proyecto de la concejala Daniela León, de la Unión Cívica Radical, que modifica la prohibición del uso de pirotecnia en Rosario, vigente desde 2003.

La norma anterior prohibió el uso “de todo tipo de artificio pirotécnico en actividades masivas en la vía pública, ya sea manifestaciones populares, deportivas, sindicales, políticas y en cualquier evento y acto organizado por la Municipalidad de Rosario, sus reparticiones y organismos descentralizados, no pudiendo autorizar a ningún organismo público, sea nacional o provincial”.

A nivel nacional, la ley 24.304 sancionada en 1994, planteó que la pirotecnia se define como “todo artefacto destinado a producir efectos visibles, audibles o mecánicos mediante la utilización de mecanismos de combustión o explosión”.

Tras dos décadas de prohibición, aún con dispar cumplimiento en la ciudad en especial en espectáculos deportivos y eventos masivos, ahora Rosario modificó la regulación y sólo resta la promulgación de la norma y la eventual reglamentación de parte de la Intendencia.

“Fue un pedido específico de las madres de niños con autismo que hace rato vienen trabajando en este tema. Nos plantearon que la ordenanza anterior, que era prohibitiva, se transgredía y se seguía utilizando la pirotecnia ruidosa, trabajaron con la Municipalidad y con el Concejo en una alternativa”, fundamentó a La Capital la edila León.

La concejala radical contó que la modificación se basó también en una ordenanza aprobada años atrás por el Concejo de la ciudad de Santa Fe, con el mismo espíritu de cambiar la legislación para restarle rigurosidad al notar que no se cumplía.

Para León, la ordenanza dictada en 2003 “fue innovadora y generó un impacto positivo en la sociedad. Pero ha quedado desfasada, tiene lagunas normativas y debe ser readecuada para poder satisfacer íntegramente todas las necesidades de la ciudadanía”.

La flamante norma exceptúa de la prohibición “a particulares e instituciones públicas o privadas en el marco de la organización y realización de espectáculos de fuegos artificiales visuales” y se precisa que para ello “deberá contar con autorización previa del Departamento Ejecutivo”. Se exceptúa también a las Fuerzas Armadas y de seguridad.

La iniciativa fundamenta la necesidad de sostener la prohibición de la pirotecnia sonora. “El uso de pirotecnia representa otros efectos que afectan a la población con autismo, discapacidad intelectual y también a las personas con estrés postraumático como los veteranos de guerra en quienes pueden reactivar recuerdos muy vívidos y angustiantes”, indica.

“Las personas con Condición del Espectro Autista -continúa- tienen hipersensibilidad auditiva, por lo que perciben el sonido de la pirotecnia de una manera muy intensa. Y son más sensibles a los estímulos externos (los sonidos, las imágenes y los olores) y es por esta razón que los estruendos provocados por fuegos artificiales, cohetes y en general por cualquier artificio pirotécnico generan en ellas un alto nivel de ansiedad, siendo frecuente que experimenten tensión, miedo, y que lo manifiesten a través de gritos, crisis de llanto, incluso adoptando conductas repetitivas e incluso llegando a autolesionarse”.

La nueva regulación consigna que la Dirección de Inspección municipal “podrá autorizar la comercialización o tenencia de artificios pirotécnicos, únicamente destinados a producir efectos visibles, en establecimientos que considere, siempre que no se trate de locales donde se expendan comestibles, prendas de vestir, combustibles líquidos o sólidos, líquidos inflamables y corrosivos, ácidos y otros materiales afines”.

“No es de fácil aplicación”

El Ejecutivo municipal se enteró por este diario de las modificaciones que aprobó el Concejo en el uso de la pirotecnia en la ciudad. “Nadie nos consultó nada”, plantearon desde el Palacio de los Leones para agregar luego: “No es de fácil aplicación”.

En la Intendencia admitieron a La Capital que la norma anterior tenía dispar acatamiento, en especial en los partidos de fútbol que juegan los equipos de la ciudad, Central y Newell´s. “El tema son los controles previos, los cacheos para que no entre la pirotecnia y la responsabilidad de los clubes. Una vez adentro lo único que puede hacer la Municipalidad es labrar un acta de incumplimiento, pero no puede prevenirlo”, aclararon.

Pese a su falta de cumplimiento total en la Intendencia ponderaron la norma anterior “que fue fruto del consenso y que estaba instalada en la ciudad desde hace años”.

Respecto al nuevo texto plantearon reparos “al artículo que deja en manos del municipio la competencia de habilitar o no el uso cuando detrás hay un material explosivo y hay una brigada de la policía que se ocupa de esos asuntos”. Y fueron más allá con la argumentación de fondo: “Esto es como las picadas clandestinas, se puede habilitar una carrera en la autódromo, pero no va a resultar. Quien la corre quiere hacer sentir su auto, su ruido, en abierto desafío a lo que está permitido. Con los fuegos pasa lo mismo, quien los compra y usa pretende que se escuche, no creemos que se contente con un espectáculo solamente visual”, cerraron.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/tras-20-anos-flexibilizan-el-uso-pirotecnia-y-permiten-fuegos-artificiales-ruido-n10102585.html


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *