head-720
25 julio 2024

"Fue la estupidez humana en su máxima expresión"

Lo dijo el ministro de Seguridad Claudio Brilloni en alusión al crimen de la hincha de Central. Opinó que la "rivalidad entre dos equipos de fútbol termine con una muerte no tiene ningún sentido"

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Claudio Brilloni, dijo que el operativo de prevención que se realizó en torno al clásico rosarino “fue muy bueno”, pero aclaró que todo quedó empañado por el asesinato de Ivana Paula Garcilazo Bellón, hincha de Central que murió al recibir un piedrazo en la cabeza cuando volvía con su novio del Gigante de Arroyito, donde habían asistido al partido.

“Lo más triste o el hecho más luctuoso fue la muerte de esta señora producto de la estupidez humana en su máxima expresión en los tiempos tan complejos en lo social que nos toca vivir. Que la rivalidad de dos equipos de fútbol termine con una persona muerta por un ladrillazo en la cabeza, no le encuentro ningún sentido”, afirmó este lunes el titular de la cartera de seguridad.

En declaraciones a LT8, el funcionario provincial sostuvo que el operativo de seguridad que se implementó para al clásico Central-Newell's “tenía un horarario de comienzo y de finalización. Se inició en horas tempranas del sábado y se llevó adelante hasta las primeas horas de la madrugada del domingo. Sabíamos que, más allá del resultado deportivo, habría algún festejo. Y estábamos esperando festejos y manejábamos como hipótesis que podría producirse algún incidente”.

“Pero llegar a esta altura, con la muerte de una persona, habla muy mal de cómo estamos como sociedad”, agregó el ministro de Seguridad, quien aseguró que la zona aledaña al club Newell’s Old Boys estaba considerada por las autoridades como probable escenario de incidentes. De hecho, el crimen de Paula Garcilazo Bellón ocurrió en Ovidio Lagos entre Pellegrini y Montevideo, muy cerca del Coloso Marcelo Bielsa.

“Ese punto era uno de los puntos más prioritarios (a custodiar) tras el partido. De hecho, había patrullas en el lugar. Cuando tomé conocimiento de lo ocurrido, pasé por estadio de Newell’s y los patrulleros asignados a ese lugar estaban ahí. Pero el lugar donde se produjo el hecho fue una calle lateral. Habrá unos 300 metros aproximadamente desde la cancha de Newell’s y había visión. Con todos los recursos que tenemos no alcanzamos a cubrir todo”, subrayó.

Con relación a los incidentes que se registraron durante la noche que no estaban vinculados al partido sino a la actividad nocturna, Brilloni consideró: “Una vez que se conocieron esos hechos se le dio conocimiento a la Fiscalía de Flagrancia, intervino la comisaría de la jurisdicción con las actuaciones de rigor. Por el momento no pudimos determinar los motivos de esos hechos ni con los autores. Estos incidentes, que se producen durante las madrugadas de domingo a la salida de boliches, también nos cuesta controlar porque los recursos son finitos”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *