head-720
25 julio 2024

Internas al rojo vivo, problemas para las generales y la gobernabilidad

Arrancó fuerte la campaña en los principales frentes electorales de Santa Fe. Losada vinculó a Pullaro con el narcotráfico y lo tildó de oscuro. El ex ministro de Seguridad dijo que su rival está desesperada y la acusó de ser funcional al PJ. En el peronismo el kirchnerista Cleri fustigó a Perotti por su intervención en el conflicto municipal de Las Rosas

A 45 días de las primarias santafesinas arrancó en serio la campaña electoral provincial. Los candidatos de los principales frentes electorales empezaron a cruzarse con intensidad, con acusaciones que copan los portales y se viralizan en las redes sociales. La etapa de la diferenciación feroz puede tornarse un arma de doble filo y hasta bumerang. Deja heridas a veces difíciles de cicatrizar rumbo a las generales y en especial deja en un terreno minado para la necesaria gobernabilidad para los próximos cuatro años.

La rosca del cierre de listas derivó en forzadas fotos de unidad en la diversidad que duraron poco. Dos radicales que pugnan por la gobernación dentro del frente de frentes opositor se dijeron de todo en la semana. En la carrera por la Intendencia el socialismo dejó de lado sus críticas reprimidas a la gestión de Pablo Javkin y lo cuestionó abiertamente, tanto que de inmediato los funcionarios del alcalde salieron a replicar a sus ex aliados. En el PJ, el kirchnerismo acusó a la gestión del gobernador Perotti de reprimir las demandas salariales de los trabajadores municipales de Las Rosas sin mediar diálogo.

El sistema de Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias (PASO) que rige en Santa Fe desde las elecciones de 2007 surgió para resolver las internas partidarias de manera democrática previo a las generales y como una instancia superadora de la ley de lemas. 

Aquel esquema permitía que llegara a la cima del poder provincial un candidato que podía no haber sido el más votado, como efectivamente ocurrió, tergiversando la voluntad popular al sumar los votos de los distintos sublemas que tributaban al mismo partido. Esa engañosa propuesta fue pensada como un mecanismo para evitar las designaciones a dedo de las cúpulas partidarias y abrir el juego de las candidaturas a la ciudadanía.

La ley de primarias que hace década y media regula los procesos electorales en Santa Fe no es la panacea. En realidad, ningún sistema electoral lo es, todos tienen sus puntos a favor y desventajas. En el caso de las Paso santafesinas la elección interna entre adversarios-aliados puede dejar marcas políticas indisimulables.

Carolina Losada no se anduvo con eufemismos al tratar de diferenciarse de su rival Maximiliano Pullaro. “Yo no soy la candidata del narcotráfico. Por eso se están financiando campañas sucias en mi contra. Son personas oscuras, que siempre fueron oscuras, y que les molesta que yo venga a poner la luz sobre ellos. Hay audios que los comprometen, donde aparecen acomodando a policías que luego terminaron presos por narcotráfico”, disparó en un canal de cable porteño.

Y agregó: “Hay un candidato que fue ministro de Seguridad que tiene mucho para explicar. Hoy vemos como Maximiliano Pullaro se lava la cara y les dice a los santafesinos lo que hay que hacer. ¿Por qué no lo hizo cuando fue ministro de Seguridad?”, sostuvo en lo que será el corazón de su estrategia de campaña: endilgarle a Pullaro tener responsabilidad por la ola de violencia que azota a la ciudad de Rosario.

Pullaro salió al cruce de las acusaciones. “La tasa de homicidios cuando nos fuimos del Ministerio de Seguridad de la provincia eran la mitad de ahora, que se han duplicado. Y en nuestra gestión logramos encarcelar a la mayoría de los jefes narco de Santa Fe”, replicó.

Y sumó: “Esta alianza es para derrotar al peronismo y al kirchnerismo. No le conviene a nadie que haya este nivel de agresión. Que (Losada) le pregunte a Patricia Bullrich que opine quién logró detener a las principales bandas narco y bajar los homicidios en Rosario. Ella lo dice cada vez que tiene oportunidad”.

La batalla entre Losada y Pullaro tiene además un trasfondo nacional potente. La fórmula que comparte la senadora nacional con el macrista Federico Angelini fue abiertamente respaldada por Bullrich. Mientras que al ex ministro de Seguridad lo apoya el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El resultado de la primaria santafesina se conocerá 40 días antes de la Paso nacional y para los aspirantes a la Casa Rosada del PRO será clave poder mostrar una victoria en el tercer distrito electoral del país.

Las declaraciones de Losada detonaron la interna en Juntos por el Cambio y en Unidos por Cambiar Santa Fe. Los fuegos de artificio, manejados con racionalidad, sirven para ganar espacio en los medios, diferenciar matices y posicionarse en la interna. Cuando la crítica es tan virulenta como asociar al adversario con el narcotráfico, el tema que por lejos más preocupa a los santafesinos, el armado de la coalición queda resquebrajado y se dificulta proyectar un gobierno aliancista.

La relación de fuerzas de relativa paridad que arrojan la mayoría de las encuestas obliga a los contrincantes de las Paso a ser más cautos en la diferenciación. Esa simetría en intención de voto se proyecta a la mayoría de las categorías en disputa, en especial los cargos legislativos, con lo cual el ganador de la primaria a jefe de la Casa Gris deberá después convivir con una lista de 28 diputados de la coalición, que sistema proporcional mediante, recogerá a las distintas expresiones en disputa.

En caso de triunfar la senadora en la interna, ¿podrá contar con el apoyo del sector de Pullaro de cara a la general de septiembre después de acusarlo de ser parte de un entramado narco? ¿Alguien se imagina a los contrincantes de las legislativas de 2021 compartiendo recorridas, actos y escenarios después de las barbaridades que se están diciendo por los medios? 

En el peronismo el que movió el avispero fue el kirchnerista Marcos Cleri. El diputado nacional sigue haciendo campaña como “el candidato de Cristina” con la vicepresidenta en sus afiches, pese a que la ex presidenta repitió hasta el cansancio que no será candidata a ningún cargo en este 2023. Esta semana irrumpió en el escenario oficialista con duras críticas al gobernador Omar Perotti por su decisión de “mandar a reprimir a los trabajadores municipales de Las Rosas” que están en pleno conflicto con la Intendencia de esa ciudad por días de paro no abonados, lo que derivó en bloqueos y enfrentamientos.

Lo sugestivo del ataque a Cleri a la política que la Casa Gris impartió desde el Ministerio de Seguridad a sus policías es que al dirigente kirchnerista lo acompaña como primera candidata a diputada provincial la actual vicegobernadora Alejandra Rodenas. Con lo cual fustiga la gestión oficialista que comparte su cabeza de lista a legisladora y el mandatario saliente.

Los votos de cada uno de los sectores que compiten en una misma primaria no se suman linealmente para la general, pero dinamitarlo de antemano complica las chances para los comicios generales. Además, el candidato del espacio que triunfe en la primavera asumirá el 10 de diciembre y coincidirá con el recambio legislativo, con bloques fragmentados que necesitarán de menos pirotecnia verbal para sumar gobernabilidad.

https://puntobiz.com.ar/politica/internas-al-rojo-vivo-problemas-para-las-generales-y-la-gobernabilidad-futura-202363600


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *