head-720
18 abril 2024

Advierten que aumentó 50% la cantidad de extorsiones en Rosario

El jefe de los fiscales de la provincia afirmó que la mayoría de esos casos "son orquestados" desde cárceles. "Santa Fe debería poner inhibidores en todos los penales", planteó

El fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, reveló que las denuncias por extorsiones y amenazas que muchas veces derivan en balaceras “se incrementaron un 50 por ciento” en el último año, y agregó que ese fenómeno de violencia e inseguridad viene en franco ascenso desde hace dos años. “Últimamente han aumentado en porcentajes siderales”, dijo la máxima autoridad del Ministerio Público de la Acusación, el jefe de los fiscales de toda la provincia.

Baclini fue consultado a raíz de la cantidad de este tipo de delitos que se denuncian en la justicia o que trascienden en los medios de comunicación, muchos de los cuales -según revelaron distintas investigaciones- se planificaron desde cárceles. 

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, Baclini confirmó que “hay un incremento del 50 por ciento de los hechos de amenazas y extorsiones en el último período. Esto viene desarrollándose desde hace dos años, que es cuando esta modalidad delictiva comenzó a hacerse más periódica”.

Baclini recordó que, al principio, la proliferación de casos de balaceras obligó a que desde el Ministerio Público de la Acusación se creara una unidad especializada en la investigación de estos casos. Empezó como balaceras, pero luego detectamos que detrás de esos ataques había extorsiones. O se les pedía a las personas que se fueran del domicilio o, como se ve ahora, se les pedía dinero para brindar protección. Son modalidades delictivas que se vienen advirtiendo y que últimamente se han incrementado en porcentajes siderales”.

El funcionario ratificó que la mayoría de las extorsiones y balaceras son pergeñadas “por personas que están detenidas en las unidades penitenciarias".

"Reiteramos lo mismo que venimos diciendo desde siempre: no podemos permitir que desde las cárceles, con el uso de celulares que están prohibidos, se siga orquestando todo tipo de delitos, no sólo las balaceras. Es fundamental que se reaccione y se imponga una política efectiva y que brinde una respuesta, que actualmente no se está dando”, remarcó.

“Hace bastante que viene ocurriendo esto, más de 3 años. No lo podemos permitir. La ley de ejecución penitenciaria prohíbe el uso de la telefonía celular en las cárceles y les pide a los gobiernos que instalen inhibidores de señales. Es una ley nacional, a la que la provincia adhirió. Santa Fe debería cumplir con eso y poner inhibidores en todos los penales”, agregó.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *