head-768
sábado 3 de diciembre de 2022

La recaudación de fotomultas inyectará 125 millones al transporte

Es la estimación que hicieron en distintas áreas del municipio. Se busca paliar en parte la crisis del sistema que ya tiene programado un paro de 72 horas para la semana próxima

El municipio prevé inyectar más de 125 millones de pesos por mes al transporte de la ciudad. Se trata de fondos que vendrán de la recaudación del cobro de infracciones que serán captadas por el flamante sistema de fotomultas. La cifra adquiere relevancia ya que representa el 60% de lo que hoy aporta la Intendencia al fondo compensador.

Así, se suman recursos locales para paliar la delicada situación del sector, que también pautó la inyección de más recursos nacionales tras un acuerdo de los gobernadores con la administración de Alberto Fernández.

El sistema de videocontrol arrancó el lunes luego de más de dos meses de pruebas piloto sin sanción. En los primeros días se estuvieron labrando mil actas y se estima que ese promedio permanecerá estable.

En la oferta económica que presentó la unión transitoria de empresas (UTE) que ganó la licitación, se calculó que por mes la cantidad de actas a labrar serán entre 40 y 50 mil.

La traducción de esas contravenciones en recaudación no es tan sencilla de proyectar. “Dependerá de la falta que haya cometido el automovilista, ya que no es lo mismo el cruce de un semáforo en rojo que la invasión de la senda peatonal, si la persona optó por el pago voluntario con 50 por ciento de descuento e incluso si el juez de Faltas, ante el descargo personal, desestima la sanción”, apuntaron desde el municipio.

De todos modos, el cálculo “conservador” que hicieron en el Ejecutivo para las primeras semanas de funcionamiento del sistema apunta a unos 200 millones mensuales.

De acuerdo al pliego de la licitación, de lo efectivamente cobrado, la concesionaria percibirá el 21 por ciento para amortizar la inversión en tecnología que se hizo. El resto se destinará en un 80% al transporte y el 20% a salud. Eso ocurrirá si lo avala el Concejo, ya que el intendente Pablo Javkin firmó esta semana el decreto que define el reparto ad referéndum del apoyo de los ediles.

De convalidarse el esquema ideado por la Intendencia, de los 160 millones limpios que quedarán en las arcas municipales, descontado el pago al concesionario, se destinarán unos 125 millones al fondo compensador del transporte.

Desde la Municipalidad aportaron cifras concretas: actualmente el municipio transfiere 209 millones al sistema urbano mientras que la Nación hace lo propio con 216 millones, una cifra que se estima cambiará si hoy avanza en el Congreso el pedido de incrementar las partidas.

Mientras tanto, el titular de la Federación Argentina de Transportadores Automotor de Pasajeros (Fatap), Gerardo Ingaramo, advirtió que el boleto debería aumentarse $32 y ubicarse en $117 si no se soluciona el tema de mayor entrega de subsidios para poder financiar el aumento de sueldo a los choferes. Sin embargo, el dirigente fue contundente: “Me niego a aumentar las tarifas”, resaltó.

“Estamos muy preocupados. Participamos después de tres años de una reunión presencial de la que fueron parte 23 secretarios generales de la UTA en el Ministerio de Trabajo y ningún miembro de Transporte de Nación, que son verdaderamente los dueños de los servicios. Lo lamentable es que no haya participado nadie y no encontramos soluciones”, señaló Ingaramo por LT8.

El empresario planteó que de no haber más subsidios federales pagara el 35% de ajuste salarial “otra alternativa es un aumento de $32 en la tarifa, pero yo creo que esto no da para más. La gente del interior no puede seguir pagando para sostener a Capital Federal”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.