head-768
martes 20 de septiembre de 2022

La TGI subirá otro 17% en el último trimestre del año

El aumento será gradual: 6% en octubre, igual cifra en noviembre y 5,45% en diciembre, a raíz del alza de costos de la recolección de residuos

La tasa general de inmuebles (TGI) subirá 17% en el último trimestre del año. El ajuste dispuesto por la Intendencia se debe al incremento en el costo del servicio de recolección de basura. El aumento será gradual6% en octubre, otro 6 en noviembre y un 5,45% en diciembre. De esta forma, la suba anual de la TGI será en 2022 del 85%. La cifra está en sintonía con la paritaria municipal, que cerró esta semana en el 78%, con revisión en el último mes de 2022.

Desde el municipio aclararon que dada "la complejidad económica que atraviesa el país", se determinó prorratear el aumento del último trimestre, con la finalidad de aminorar su impacto. De esta manera, se decretarán tres incrementos graduales del 6% en Octubre; un 6% en Noviembre y un 5,45% en Diciembre, siempre sobre la base del mes de septiembre.

Las novedades fueron definidas a través de la Resolución 919 publicada esta semana en el Boletín Oficial, firmada por el secretario de Hacienda, Diego Gómez.

Allí se plantea que “se debe resguardar el financiamiento de los costos de servidos de vital interés para la comunidad, a los fines de que el Ejecutivo garantice la continuidad de su prestación”.

La suba de la TGI se basa en los incrementos que tuvieron en el segundo trimestre del año (abril-junio) los costos de la recolección de residuos. El promedio entre las dos empresas concesionarias (Lime y LimpAr) arrojó un ajuste del 17,45 por ciento.

Desde mediados de 2020 el incremento periódico de la tasa está autorizada por la Ordenanza Impositiva, que faculta al Ejecutivo a adecuar trimestralmente el monto de emisión de los anticipos mensuales. El ajuste se realiza teniendo como límite máximo la fórmula de actualización de precios de los contratos de la recolección de basura.

Para los últimos tres meses del año la Secretaría de Hacienda dispuso una suba escalonada hasta llegar al 17,45 por ciento: 6 por ciento en el anticipo que se abona en octubre, otro 6 por ciento en noviembre y el 5,45 restante en diciembre.

El aumento progresivo dispuesto para los últimos tres meses del año se suma a los anteriores ajustes efectuados en lo que va de 2022 en base a la norma aprobada por el Concejo.

En ascenso

En enero la tasa había aumentado un 30 por ciento tras varios meses de valores congelados por efecto de la pandemia aún en un contexto de aceleración inflacionaria. Luego en abril se habilitó un incremento del 9 por ciento y en julio la suba fue del 11 por ciento.

Al tratarse de subas acumulativas, el total del ajuste de la TGI para 2022 desde enero a diciembre será algo superior al 85 por ciento.

El porcentaje está en sintonía con el acuerdo paritario cerrado esta semana entre la Intendencia y el gremio de los trabajadores municipales: 78 por ciento hasta noviembre. Para diciembre se contempló la revisión automática si el ajuste salarial es superado por el costo de vida.

El gremio no descarta que se deba actualizar la política salarial para los 11 mil empleados de planta permanente que tiene la Municipalidad en un escenario de aceleración de la inflación: el 7% que registró el Indec en agosto muestra un acumulado del 56,4 por ciento en los primeros 8 meses del año y una variación interanual del 78,5 por ciento, la más alta de los últimos 30 años en el país.

Las variaciones en la masa salarial ya impactan en la ejecución del presupuesto 2022 que aprobó el Concejo. La hoja de ruta del equipo económico del municipio proyectó un resultado de déficit cero con un nivel de gastos y recursos en torno a los 71 mil millones de pesos.

Si bien la recaudación propia y las transferencias de coparticipación están subiendo por encima de lo estimado, el nivel de gasto también se aceleró a raíz de la espiralización de la inflación desde julio tras los cambios en el Ministerio de Economía. Eso impacta en los servicios que presta el municipio y en las obras públicas con contratos con ajustes predeterminados.

El último dato publicado por el Ejecutivo corresponde al segundo trimestre del año. Allí se nota un aumento del gasto en personal, bienes de consumo, servicios no personales y transferencias. El único rubro que bajó en sus erogaciones fue el servicio de la deuda, que pasó de 1.900 millones a unos 1.100 en el segundo trimestre.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.