head-768
viernes 12 de agosto de 2022

Acuerdan tres años de prisión en suspenso para los agresores del hijo de Valeria Mazza

Los dos imputados aceptaron su responsabilidad y recibirán una pena de prisión en suspenso. Además, deberán cumplir con varias restricciones

La agresión que sufrió Tiziano Gravier, hijo de Valeria Mazza y Alejandro Gravier, hace exactamente un mes a la salida de un boliche en el barrio de Pichincha marcha hacia la definición de un juicio abreviado. La Fiscalía y los defensores de los dos imputados acordaron una pena de prisión de 3 años en suspenso, por lo tanto recuperarán la libertad, y el cumplimiento de una serie de reglas como, entre otras, no acercarse a la víctima y asistir a cursos sobre la problemática de la discriminación.

Ese acuerdo, al que adhirió el representante de la familia Gravier, deberá ser homologado por un juez en una audiencia a realizarse mañana miércoles en el Centro de Justicia Penal.

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de LT8, el abogado Germán Pugnaloni, representante de la familia Gravier Mazza, brindó detalles del acuerdo al que se llegó con los agresores.

“Ayer, junto con el fiscal Santana, los imputados y nosotros, con el doctor Dentone y Ruiz López, por la querella, hemos llegado a un principio de acuerdo, que tendrá que ser validado mañana, en una audiencia pactada para las 15 horas. Allí el juez José Luis Suárez deberá resolver si lo acordado se encuentra a derecho, conforme a la ley y que es una condena justa a la que se arribó”, remarcó.

Pugnaloni agregó que el acuerdo “contiene el reconocimiento de responsabilidad de los imputados y la aplicación de una condena como si fuese en un juicio penal convencional. De esta manera se acuerdan ciertas cuestiones para evitar todo el andamiaje judicial que se pone en marcha para la realización de un juicio, que en este caso consideramos innecesario por el reconocimiento de responsabilidad y por la evidencia recolectada es más que suficiente para solventar una condena”.

El abogado querellante señaló que el acuerdo prevé una pena de tres años de prisión en suspenso para los imputados, “sujeta a pautas de conductas y ciertas condiciones que son de estilo. En este caso tienen la particularidad por ciertos condimentos que tuvo el hecho, los imputados aceptan hacer un curso sobre la problemática de la discriminación, la no concurrencia a determinados lugares (Boliches), no se pueden acercar a la víctima y otras cuestiones que son de rigor en estos casos”.

“Si cumplen con todo eso, algún día se dará como cumplida la sentencia, aunque no vayan a prisión. Además, tienen la condición clara de no cometer nuevos delitos. Si llegaran a delinquir, no tendrán manera de que esa nueva condena se deje en suspenso. Es decir, durante cuatro años tendrá que estar al cuidado extremo de no cometer delitos”, añadió.

Pugnaloni dijo que los dos imputados continúan en prisión preventiva que fue dictada por 90 días. “Si el juez Suárez convalida este acuerdo de juicio abreviado recuperarían la libertad porque, habiendo recibido una condena que no prevé cumplimiento efectivo de prisión, tendría sentido que recuperen la libertad”, subrayó.

El abogado querellante dijo que el caso de Tiziano Gravier “deja un mensaje muy fuerte en la sociedad. Los agresores llevan casi 30 días presos por este hecho, que fue considerado grave. El juez que les impuso prisión preventiva dijo que fue un suceso grave e inmotivado. Acá hubo un conflicto y si esto se convalida mañana quedará saldado en la cuestión penal. Además de eso, el mensaje que se da es que cuando la justicia trabaja bien los hechos no quedan impunes”


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.