head-768
jueves 30 de junio de 2022

La venta de inmuebles creció en abril cerca de un 40% en Rosario

Según el Colegio de Corredores, incidió la estabilidad cambiaria, la baja de valores en dólares de las propiedades y los problemas en el alquiler

La venta de propiedades se reactivó fuerte en 2022, con un pico de incremento en abril que llegó al 40 por ciento interanual. La estabilidad cambiaria, la baja de los inmuebles de hasta un 30 por ciento en dólares y los problemas del mercado del alquiler explican el repunte de las operaciones. El Colegio de Corredores Inmobiliarios detectó un cambio de perfil en los compradores: son en su mayoría consumidores finales y no inversores que adquieren unidades de uno y dos dormitorios que van de los 40 a 60 mil dólares.

Se está notando un marcado aumento de la demanda en el mercado de la venta de inmuebles en la ciudad, que va del 30 al 40 por ciento”, confirmó a La Capital el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario (Cocir), Andrés Gariboldi.

El Colegio de Escribanos de Rosario aportó a este diario datos actualizados que corroboran esa afirmación. La presidenta de la entidad, Alicia Rajmil informó que “en abril pasado se firmaron 1.333 escrituras mientras que en el mismo mes de 2021 habían sido 757”. Un incremento del 80 por ciento interanual.

Rajmil reconoció que “hay una reactivación en la cantidad de escrituras concretadas”.

Pero en ese sentido aclaró que los indicadores “por ahora son muy volátiles” mes a mes. De hecho, en mayo hubo unas 800 escrituras que ya abonaron los sellados correspondientes y resta hacer el corte final terminado el mes en curso.

Para Gariboldi, “parte de ese incremento en las escrituras hay que atribuirlo a todo lo que dejó la flexibilización de la pandemia. En tiempos de muchas restricciones, las oficinas públicas de catastro trabajaron menos en la atención al público y profesionales, lo que demoró la entrega de los finales de obra. Lo que ocurrió es que muchas operaciones estaban pendientes de que finalizaran esos trámites”, aclaró.

Según el titular del Cocir, “igualmente se nota un marcado repunte de las consultas y las concreciones de venta de propiedades en los primeros meses del año, que se acentuó en abril cuando se notó la vuelta a cierta normalidad tras el descenso de casos” de Covid.

En la misma línea se pronunció Alejandro Bassini, coordinador del Departamento de Estadísticas del Colegio de Corredores Inmobiliarios. “Unas 250 inmobiliarias, sobre poco más de 400 consultadas en nuestra última encuesta, admitieron que tuvieron más ventas en el primer cuatrimestre del año respecto al del año pasado”.

Bassini aclaró que “el panorama es muy distinto al comparar distintas inmobiliarias, hay algunas que han tenido muchos cierres de operaciones y otras no tantas. Pero el promedio está marcando una mejoría muy clara”.

Según Gariboldi las razones del fenómeno son varias. “Por un lado hay una estabilidad cambiaria sostenida en el tiempo que repercute favorablemente en nuestra actividad. Hace un año que el dólar (libre) está en torno a los 200 pesos e incluso estuvo unas semanas por encima de ese valor mientras que la inflación no dejó de acelerarse”, mencionó.

Caída en valor dólar

En paralelo, se notó una fuerte disminución del valor de las propiedades en dólares. “Si uno toma como referencia el año 2019 cuando empezó a darse el salto cambiario, la baja de las unidades en moneda extranjera fue de un 30 por ciento. Quien tiene ahorros disponibles es una oportunidad muy interesante para aprovechar”, apuntó.

El otro dato distintivo de este momento del mercado de la compraventa de propiedades es la amplia oferta de unidades, lo que otorga a los compradores un margen de maniobra y negociación como nunca antes.

A diferencia del mercado locativo, donde la oferta no para de caer y las unidades se alquilan en horas y hay hasta lista de espera, hoy en Rosario hay unas 50 mil propiedades en venta, una propuesta muy variada y heterogénea”, indicó.

Esto permite “que los compradores se muevan con tiempo, sin ningún tipo de urgencias y con capacidad de forzar descuentos en los valores finales, de acuerdo a las necesidades que tengan los vendedores”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.